Tuesday, November 6, 2012

FUJIDEF


Si en el Perú hubiera una justicia que funcionase con imparcialidad, tanto Sendero Luminoso, y sus siglas consecuentes como el MOVADEF, así como el Fujimontesinismo, con su nueva sigla Fuerza Popular, ambos serían considerados instituciones del crimen organizado preparadas para delinquir.

Fujidef y el narcotráfico
Ambas organizaciones están presuntamente asociadas al narcotráfico. No se debe olvidar que el avión presidencial durante el gobierno de Fujimori era vehículo de carga de drogas, como que el 10 de mayo de 1996 se le encontró transportando 196 kilos de cocaína. Tampoco debe olvidarse el caso del narcotraficante Demetrio Chávez, alias “Vaticano”, quien destapó el caso de los cupos que exigía el asesor de Fujimori, Vladimiro Montesinos, alias Rasputín, para permitirles proseguir con éxito el tráfico de drogas.

Las vinculaciones de Sendero Luminoso con el narcotráfico en el VRAEM, está ampliamente documentado, lo que establece el paralelo que existe entre esta organización maoísta con el montesinismo cuyas vinculaciones con el tráfico de drogas son la fuente de su potencial económico.

Fujidef terrorista
En la trayectoria terrorista de ambas organizaciones criminales también existe un paralelo. El Fujimontesinismo desató al terrorismo de Estado con la activa participación del paramilitar grupo Colina, pero lo grave es que se impartieron directivas a las propias instituciones militares para actuar con los conceptos que aplicara EEUU en su invasión a Vietnam, lo que incluía la puesta en práctica de manuales de torturas entre otras directivas de carácter criminal. Asimismo, se hicieron frecuentes los secuestros y desapariciones de opositores al régimen que se hacían en el SIN, dirigidos directamente por el “doc”, Montesinos con el conocimiento de Fujimori, que hasta poseían un crematorio propio para la desaparición de los cadáveres de sus víctimas.

Los crímenes de Sendero Luminoso, aplicados contra campesinos, dirigentes sindicales, como el caso de la dirigente María Elena Moyano, al igual que los crímenes del fujimontesinismo, han sido declarados “crímenes de lesa humanidad” por la Comisión de la Verdad y Reconciliación que establece que el 54% de los asesinatos y desapariciones fueron realizados por los seguidores de Guzmán, pero el terrorismo de Estado, en el que se encuentra involucrado el fujimontesinismo, es responsable del otro 46%.

¿Porqué el fujimontesinismo sigue actuando legalmente?
No hay otra respuesta que debido al enorme potencial económico con que cuenta el fujimontesinismo y sus lazos mafiosos con la lumpenburguesía peruana, una clase parasitaria que debe sus ingresos ya sea a su participación como testaferros del capital multinacional, como lo representa Roque Benavides, testaferro de Newmont, y uno de los principales soportes económicos del partido fujimorista.

Asimismo es un factor de fortaleza los lazos que unen al fujimorismo con los medios de comunicación a los que en su momento repartió dólares por fardos para comprar sus editoriales y hacerlos voceros de la mafia. Un rol importante juegan los burócratas de alto mando con carné aprista que hacen el juego al partido de haya de la Torre hoy devenido en socio activo del fujimontesinismo, como que ambos conforman también parte del crimen organizado.

¿Sigue “jodido” el Perú, como dijera Vargas Llosa, sin posibilidades de sacudirse del Fujidef?
Los jóvenes de los diferentes colectivos sociales que vuelven a cobrar fuerza como cuando sacaron adelante la campaña ¡No a Keiko!, nuevamente vuelven a la palestra. Esa es la esperanza de un futuro diferente.

Friday, October 26, 2012

AL FONDO ESTA EL INDULTO


La presencia del congresista fujimorista Julio Gagó, cuyos nexos con los cabecillas de los comerciantes de dudosa reputación que controlan el Mercado Mayorista, “la parada”, son evidentes, ponen sobre el tapete los verdaderos objetivos que hay tras la campaña por la revocatoria de Susana Villarán que hierve a la misma temperatura con la que se cocina el indulto a Fujimori.

Uno puede estar a favor o no de la burgomaestre, quien a pesar de contar con algunos buenos profesionales para realizar su gestión, se ha demostrado, sin embargo, que éstos aun caminan salpicando errores, como el “herradurazo” en que el mar se llevó toneladas de arena recién colocada lo que fomentó la idea de que la alcaldesa ni siquiera servía para “guardar las apariencias”.

El error político de la Villarán
Como candidata de izquierda, de la izquierda rosada, Villarán afirmó en su campaña que gobernaría con el consenso popular, pero no mostró desde el inicio de su gestión su lista de obras, incluyendo prioridades al tiempo que se denunciaba con energía a las mafias que se oponen a los cambios que Lima necesita con urgencia para mejorar en cuanto al sistema de transporte, la distribución de alimentos, y todo lo que concierne a la labor municipal.

Al priorizar la denuncia, dio a entender que había una manía persecutoria contra el exalcalde Luis Castañeda que, de mafioso y corrupto, pasó a convertirse en víctima de una persecución política a la que respondió, tras bambalinas, generando el proceso de la revocatoria.

Villarán debió, por consiguiente, presentar pruebas de los lazos que tales grupos gansteriles sostienen especialmente con las mafias políticas centradas en el Apra y el fujimorismo.

Una tarea muy difícil, por supuesto, pero que era indispensable para que la población tome conciencia, de lo que Lima, una ciudad que se acerca a los 10 millones de habitantes, necesita y los retos que tiene al frente que, desde hace años, impiden que se supere el caos que crece invariablemente y que es necesario para que las mafias se muevan en su garbanzal.

El “turbio” de Castañeda
No hacerlo así, ha conllevado a que las mafias parapetadas tras un oscuro personaje como Marco ‘Turbio”, vinculado a Castañeda en negociados cuando éste era alcalde, hayan logrado llevar a la alcaldesa a su revocatoria que sin duda tiene ya los visos de triunfar.

Pero el mensaje de esta revocatoria no va dirigido sólo a la alcaldesa. Ollanta Humala es el verdadero destinatario de todas las acciones lumpescas, que crecen para hacer contundente el fracaso de Villarán y sacarla del sillón edil. Las fuerzas aprofujimoristas, están probando su capacidad de manipulación y desorden que son capaces de producir para jaquear a Humala, conceda si o no el indulto, hasta lograr el verdadero objetivo: reponer a Fujimori en el Palacio de Gobierno.

Palo si remas, palo si no remas

No se necesita una bola de cristal para no ver que el futuro inmediato que tienen estas acciones que se asemejan a las del 5 de febrero de 1975, que marcó el fin del nacionalismo militarista de Velasco Alvarado.

No cabe duda, las fuerzas están enfrentadas. ¿Cómo saldrá del lío provocado por el mismo comandante Humala? Reconstruirá fuerzas con aquellos que le dieron el voto y la energía para llegar a la casa de Pizarro, lo que la derecha sentiría como una provocación para un golpe de Estado o conciliará aun más con la extrema derecha hasta que ésta lo deponga del poder.

No hay que perderse los capítulos que siguen de esta telenovela: “Al fondo está el indulto”

Monday, October 15, 2012


El indulto a Fujimori, ¡No va!


¡Qué sufra mucho pero que nunca muera!
“… Castígala Señor con toda tu energía. Qué sufra mucho pero que nunca muera”
Aurora, Vals criollo (Gardel-Razzano)
No permitiré injusticias ni juego sucio, pero, si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared... ¡Y daremos la orden de disparar!
Groucho Marx

Al fin Keiko, Kenyi, Hiro y Sachi presentaron el pedido de indulto humanitario (¿?) para la liberación incondicional del ladrón y genocida Alberto Fujimori. Ellos no ruegan, no suplican, con la arrogancia e insolencia de siempre exigen la libertad del hampón y para lograrlo se aprovechan de un Humala que, increíblemente, creó las condiciones para que el Perú hoy esté aterrorizándose ante la eventualidad de que un criminal quede suelto en las calles.
¿Le saben algo?
¿Con qué finalidad Ollanta Humala creó las posibilidades al pedido de indulto para Fujimori? ¿Qué beneficio le puede traer al país o a su endeble gobernabilidad premiar con la libertad a quien desde la cárcel dirige la oposición a su gobierno? ¿Es Humala tan caído del palto que no se percata que por el delito de ayudar a escapar a un reo incorregible podría terminar en la cárcel o ser depuesto por un golpe de Estado propiciado por el propio beneficiado con el indulto? ¿Será Madre mía o algo más…?
Alberto Fujimori no es ningún caído del palto, la mentira, la yuca, es su insignia más preciada. El ladrón y genocida, es el jefe supremo del imperio de la mendacidad que se mueve en la burguesía testaferra del Perú, la misma que llueve o truene está entronizada en el poder, desde el golpe de Estado del 5 de abril de 1992, que modeló un Estado a imagen y semejanza del “chino”, legalizado por una Constitución, redactada y aprobada previamente en las oficinas del SIN, por alias "el Doc", Vladimiro Montesinos.
Fujimori nació a la política mintiendo, ofreciendo tecnología, honradez y trabajo. Juró, el despreciable abyecto, que no impondría el shock económico con el que amenazaba el candidato Vargas Llosa como avanzada del neoliberalismo. No sólo no cumplió sus promesas. Todo lo contrario. Solo produjo corrupción, desempleo y una economía opuesta al desarrollo industrial.
¿Cómo sentir que no miente ahora al pedir indulto por un supuesto cáncer que médicos de prestigio internacional como el oncólogo Elmer Huerta, descartan por completo?
Indolencia
Ahora que sus cómplices, y los medios de prensa que los respaldan, claman clemencia “para un pobre anciano”, ¿cómo olvidar la indolencia criminal con la que gobernó este tirano? A pocas semanas del fujishock, en una calle, Fujimori es entrevistado. Se ufana hablando que la inflación ya acabó. Un periodista lo interrumpe, “señor presidente, la inflación continúa, el precio de la carne ha subido 50% de una semana a otra”. “Eso no me preocupa, el pueblo no come carne” contesta el dictador con incalificable desprecio. La prensa que luego se descubre era comprada con grandes fardos de dinero, celebra la ocurrencia… ¡qué criollo es este chino!

El “faenón” como política de Estado
Gracias a Fujimori, el Estado peruano, en todas sus instituciones y dependencias nada en la corrupción. Roban los altos funcionarios que cobran “despido arbitrario” cuando son nombrados ministros, roban los funcionarios que se mueven entre coimas para otorgar licitaciones. El lobysmo es una palabra que expresa las relaciones corruptas entre lobos capitalistas con el Estado. En este medio, se educa a los simples empleados desde aquellos que operan en los niveles más bajos a esperar el momento en que puede “caer alguito”. La corrupción del Estado capitalista que operaba clandestinamente, con Fujimori salió del closet. Hoy es oficial. ¡Hasta las dependencias de las supuestas oficinas anticorrupción están corruptas!
¿Cómo creer ahora en comisiones de indulto y hasta en algunos médicos que firman cualquier cosa por dinero, como cuando se logró el “indulto” de Crousillat?
¿El pacto Fujimori-Guzmán de 1992,
sigue vigente como Fuerza 2011-Movadef?

Cuando alentado por Montesinos, Fujimori retrasó la captura del no menos asesino Abimael Guzmán para justificar el autogolpe del 5 de abril de 1992. No importó cuantos inocentes murieron entre los fuegos cruzados por el terrorismo de Sendero y el terrorismo de Estado que implantado en el gobierno de Belaúnde, pero exacerbado al máximo durante la dictadura de mano dura del “chino”. Ahora se sabe que el ladrón y genocida, siguió manteniendo contactos con el no menos genocida Guzmán. ¿Sigue vigente ese pacto criminal, Fujimori-Guzmán, que ensangrienta el VRAEM, para lograr el indulto para ambos, tal como agitan los partidarios de Sendero que se agrupan en el Movadef?
Antipatria
El apátrida que demostró una y mil veces desprecio por el Perú al punto de candidatear para un puesto de congresista en la Dieta (parlamento) japonesa; sigue mintiendo y burlándose de todos los peruanos, desde su cárcel dorada, un “spa” de lujo, con una ambulancia estacionada, 24 horas diarias siete días a la semana, que lo convierte en el reo-paciente más caro del mundo, atendido con dinero de los pobres contribuyentes peruanos, en tanto, sigue sin pagar un solo sol de las reparaciones civiles a que está obligado por la ley.
¿Es por eso, por burlarse del pueblo peruano, como se burlan hasta hoy los candidatos que como Humala, llegan al poder para timar la voluntad popular, que merece el indulto?
El avivato que desde la cárcel dirigió la campaña electoral de la hija, para el retorno de la mafia al poder, hoy sigue digitando políticamente toda esta campaña por su liberación. Empero, solo tiene la compasión de uno como él, alguien que merece la cárcel y no el purpurado, como el cardenal Juan Luis Cipriani, quien emulando al cura Valverde frente a Atahualpa, esta vez no con la Biblia sino con la constitución fujimontecinista en la mano, pretende hacernos creer que la palabra de Dios es indultar al ladrón y genocida.
Sólo él y sus cómplices
Los medios fujimontesinistas que ayer trataban a Humala con desprecio total hoy lo alaban. Le dicen al oído que puede actuar “soberanamente” para indultar al ladrón y genocida. Cuánto se reirán de esa ocurrencia, llamar soberano nada menos a quien entre sus corrillos conspirativos califican como…
Un soberano imbécil
¿Será Humala tan estúpido de no darse cuenta que Fujimori una vez libre, será quien encabece a la oposición? ¿Permitirá Alan García, que fue tan astuto en no dejar libre a Fujimori mientras jugaba con las expectativas de la mafia fujimontesinista, que la segunda vuelta de las próximas elecciones sean entre él, García, y el chino? ¿Querrá la burguesía peruana volver a humillarse para mendigar negocios con el Estado en una reconstruida salita del SIN?
La libertad de Fujimori significa otra vez, el secuestro del pueblo peruano
Sólo pueden querer el indulto a Fujimori quienes se odian a sí mismos, como Caín-Humala que en su interior debe odiarse porque por quedar bien con sus titiriteros de derecha, ahora es capaz de humillar a su propia madre, por no decir a su familia en pleno.
Libéralo Humala, para que veas la yuca que te espera. Ya verás como te pagará Fujimori, quien hoy desde la cárcel es quien dirige no solo a la oposición, también dirige tu gobierno y firma las leyes antipopulares por tí, y te hace creer que tu gobiernas cuando el verdadero poder tras el trono lo tiene él.

Libéralo Humala para que el encabece el golpe de Estado contra tu gobierno que hoy apenas tiene la gobernabilidad que le permite al chino tenerte atado de manos.

No te vistas que no sales
Los colectivos sociales que lograron el triunfo en la campaña ¡No a Keiko! Tienen la palabra. Hay que movilizarce creativamente cada día para sembrar la dignidad que los peruanos merecen tener para impedir la libertad del ladrón y genocida. Vamos a las calles.

¡EL INDULTO NO VA!

Saturday, September 22, 2012

¿20 años no es nada?


Eso lo dijo alguna vez el tanguero Gardel y se quedó grabado como una de las verdades eternas que viene a cuento ahora que, con bombos y platillos, se conmemora con una insistencia digna de mejor causa, la captura del Abimael Guzmán quien desde 1992 purga una cadena perpetua que prácticamente lo ha convertido en muppet de sus seguidores..

Pero si la vida está a cuadritos para el Guzmán enjaulado, el “pensamiento Gonzalo” está demostrando que sigue vivito y coleando. Además, está libre como el ave que escapó de su prisión…

Una nota recientemente escrita por el periodista Gustavo Gorritti, describe cómo a fines de 1990, cuando apenas cumplía cien días el gobierno del ladrón y genocida, Alberto Fujimori, el “asesor” Montesinos conspiraba para impedir la captura del “cachetón” Guzmán, hasta que el poder absoluto haya sido completamente justificado para la dupla mafiosa. ¿Qué podemos deducir de esa denuncia?

Primero, que existen intereses económicos que crearon la excusa perfecta en el senderismo para imponer una agenda que devolvía al Perú a la condición de país sometido a las grandes corporaciones capitalistas para redondear la globalización capitalista. Un poder colonial que impuso la agenda de la conquista que no acaba. Como desde hace casi 500 años.

Terrorismo perromuertero
En el principio, cuando el terrorismo senderista se manifestó en un perro muerto colgado de un poste, la angurria económica de una burguesía churreta —por incompetente y parasitaria, que depende de sucias y corruptas negociaciones con el Estado para solventarse— encontró la oportunidad de hacerse de dinero fácil.

Son muchas las denuncias que apuntan a empresas contratistas como responsables de la mayoría de las torres eléctricas derrumbadas en los 80, durante el gobierno del arquitecto Belaúnde. Las denuncias destacan que debido a que, por razones de “emergencia”, el Estado pasaba por alto las licitaciones para negociar directamente con las empresas, es que el derrumbe de torres de electricidad se convirtieron en el negocio del momento. Unas denuncias que 20 años después siguen sin ser desmentidas.

¿Cuántas muertes pudieron evitarse si capturaban a Guzmán a fines de 1990? Se pregunta Gorritti.

En la misma línea, pero en la lógica de los criminales capitalistas, podríamos preguntarnos, ¿cuantos millones de dólares hubieran dejado de ganar las empresas que acumularon riquezas sobre la sangre con olor a pólvora y dinamita que el pueblo andino derramaba entre el terrorismo de Estado y el de Sendero, si el “cachetón” no hubiera seguido libre gracias al maquiavelismo de Fujimori y Montesinos?

20 años han pasado y la historia de entonces se levanta nuevamente como excusa para las nuevas fechorías de un poder capitalista que no sabe otra cosa que acumular riquezas con las manos manchadas de sangre. Esa es la razón por la que se revive el fantasma de Sendero a través de un Movadef que actúa como el ala izquierda del fujimorismo y por eso su consigna máxima es la amnistía tanto para los asesinos del Grupo Colina como para Montesinos, Fujimori y el propio Guzmán. ¿Es esta una casualidad o es simplemente unidad de intereses en la que los supuestos contrarios se parecen?

El Dios capitalista y el diablo senderista
¿Será que, como en el mito católico, Dios no puede existir sin el Diablo que justifica su existencia? Porque el Dios que lleva a la hoguera, a la tortura, a la cadena eterna, que demanda la Inquisición con el fin de “extirpar idolatrías”, a veces resulta más aterrador que el propio diablo.

La nueva versión del diablo senderista, el MOVADEF, que hoy es el cuco contra el que la derecha peruana cierra filas, asusta más, no tanto por la amenaza que este grupo de acciones radicales pero de programa político derechista, sino por la amenaza del castigo de Dios: el retorno del terrorismo de Estado.

Porque una lectura real del informe de la Comisión de la verdad revela que la mayoría de los más de 70 mil muertos que causó la “guerra sucia” (¿existe una guerra limpia, fue la de Hitler una guerra limpia?) en el Perú fueron asesinados por el terrorismo de Estado.

Poder absoluto
Es para ejercer un poder absoluto, sordo a las demandas populares y abierto a posquehaceres criminales y corruptos de las mafias capitalistas, que una vez más el Estado peruano a través de los medios de comunicación, chantajea al pueblo peruano con esta fórmula: o estás con la derecha y sus partidos, obedeciendo hasta la sumisión al Estado fujimontesinista que es el que sigue gobernando con Humala, o te atienes a las consecuencias, porque vamos a satanizar todo tipo de movilización social como proveniente del Movadef.

¿No hay un término medio?
La izquierda “oficial”, con todas sus siglas, hace tiempo que se incorporó a ese juego en el que el reformismo sólo es el puente a la continuidad del Estado fujimorista que fue consagrado por la Constitución redactada por el propio Montesinos en la salita del SIN.

Los colectivos sociales que repudian a esa izquierda, que fueron el baluarte del ¡No a Keiko! Que derrotó a la candidata de la mafia en las últimas elecciones, tienen la palabra que lleva a la acción. Es imperativo desenmascarar la patraña orquestada por la oligarquía, sus partidos de derecha, sus medios de comunicación que nos dan a escoger una vez más entre el terrorismo de Estado o el Movadef, que prácticamente son lo mismo.

Sunday, July 29, 2012

PERÚ: 191 AÑOS DE NUEVA DEPENDENCIA (1)


Un mensaje aun vigente de José Faustino Sánchez Carrión

José Faustino Sánchez Carrión
El jueves 9 de agosto de 1822, un epígrafe en La Abeja Republicana, el periódico rebelde dirigido por el patriota jacobino peruano, José Faustino Sánchez Carrión, rezaba:

Sr. Editor.- Acabo de llegar de Utopía, y he traducido y transcribo á V. El siguiente retacito de una obra que por allá es muy común, y aquí parece que no se huele —Queda de V.— El amigo de sus conciudadanos.

A continuación se lee:

Nec Marius, nec Sylla, nec Caesar.

(Ni Mario, ni Sila, ni César, es decir, no a los dictadores que se alcen contra las libertades, ya sea que proceda de las filas populares u oligárquicas. Nota de editor).

Prosigue el artículo, que transcribo en su totalidad, tal como aparece en el original, incluídos los errores ortográficos:

“Cuando los pueblos largo tiempo esclavizados, sienten, en fin, la necesidad de resarcir sus derechos para cicatrizar las llagas del Estado, sus esfuerzos solo consiguen las mas veces endulzar instantaneamente sus padecimientos. ¿Han roto á medias el cetro de fierro con que se les ha gobernado? La pequeñez de sus miras no les permite extenderse mas, se detienen fatigados de las conmociones violentas que los han agitado; creen haberlo hecho todo, pero bien presto el déspota astuto suelda el cetro que se deja en sus manos, y se hace tan absoluto como ántes ¿Tienen el corage de continuar la tormenta, de soportar todas las privaciones, todas las calamidades inseparables de las grandes revoluciones? El trono de su opresor se desploma, á la verdad, al ruido tremendo de las cadenas que se rompen; pero por no saber donde deben detenerse, por no conocer las empresas de la artificiosa ambicion, pasan bajo un nuevo yugo: no han hecho sino mudar de amos.

En vano un pueblo así libertado espera fijar en su seno los manantiales de la dicha: en vano se lisonjea de encontrar el goze y la seguranza de los derechos de cada ciudadano á la sombra de leyes protectoras!... La felicidad, como una sombra lijera, se escapa sin cesar á sus abrazos. Flotando al antojo de las pasiones de los que le gobiernan, se hace el juguete de su codicia. Arrastrado por los partidos opuestos, cree lanzarce hacia el objeto de sus esperanzas, obtener el precio de sus trabajos, de sus penas y de su sangre, cuando no marcha sino bajo el estandarte de la intriga á una nueva tiranía. El combate ya por Pompeyo, ya por Cesar, y jamas por sí mismo. Si no es vejado por un rey, y sus ajentes lo es por tribunos, senados, procónsules, funcionarios dedicados á los diferentes partidos: la vara de fierro con que se le despedaza, no hace sino mudar de mano: al silencio de las tumbas, que produce el despotismo, sigue el ruido de las facciones. La Patria en el borde de su ruina les presenta en vano el ramo de oliva, la venganza lo rechaza bajo especiosos pretestos, el crímen sucede al crímen, ó bien solo se vé una calma engañadora, que el cipres fúnebre no tarda en cubrir con su sombra.

¿Será preciso pues renunciar (a) la esperanza de ser libres? Será preciso repudiar la libertad, cuando comienza á sonreírsenos y mirar como inútiles todos los esfuerzos que se han hecho para conseguirla? No sin duda!... ¿Pero qué brújula mostrar al pueblo para indicarle su ruta? ¿Qué áncora arrojar para que el bajel del Estado se fije en medio de la tormenta?... La instrucción. Yo no veo otra. Yo sé que una Constitución bien ordenada es un baluarte de la libertad pública, pero es preciso al menos ordenarla bien. Por buena que sea, tendrá siempre vicios, que á la larga causaran su ruina. Es necesario instruirse para conocerlos, y correjirlos. No debe ignorarse, como el ambicioso, dispone los resortes secretos de su intriga para conseguir sus fines, y como se hace chocar en sus proyectos. ¿Y que importa se hayan fijado sólidamente los fundamentos de un gobierno, si el resto del edificio no corresponde con exactitud, ni asegura una garantía cierta? ¿si los individuos encargados de velar en la seguridad general pueden atacarla impunemente?

¡Pueblo que tuviste el valor de sacudir las cadenas con que te abrumó la tiranía; tú las rompiste con audacia! Pero si no aprendiste á conducirte en la carrera difícil que quieres seguir, á conocer tus defectos, á arreglar tus inclinaciones, y leer en los tortuosos repliegues del corazón humano; sabe, que el ambicioso, que el intrigante, que el hombre codicioso, son los que te rodean, y te espian. Yo los veo sonreirsete, acariciarte, exáltar tu valor, captar tu confianza, arrojarte en el lazo que han tenido bajo tus pies. Tu los percibes, en fin, cuando ya no es tiempo. Al recordar, te hallas enlazado en las redes de nuevos amos, y tus brazos están cargados de cadenas quizá mas pesadas aún”.

El amigo de sus conciudadanos, es decir José Faustino Sánchez Carrión quien, luego del 28 de julio de 1821, trascendió diciendo que el Perú solo había “cambiado mocos por babas”,  envía desde la lejanía del tiempo un mensaje vigente para los peruanos de hoy en estos tiempos en que Ollanta Humala, un traidor a sus promesas electorales, nos muestra que nada ha cambiado en el Perú desde que Fujimori y Montesinos entronizaran un sistema de cleptocracia privilegiando los métodos mafiosos y corruptos que es como se manejan los negocios de las grandes empresas privadas que operan en el Perú. Nada ha cambiado desde que eramos gobernados por virreyes.

Cabe.